domingo, 17 de diciembre de 2023

EDITORIAL DICIEMBRE 2023

Culmina este año 2023 en el que vemos como las guerras y conflictos avanzan en todos los continentes, son situaciones que expresan de forma cada vez más aguda las contradicciones fundamentales de la fase imperialista del capitalismo, con la aparición de guerras y la preparación de revoluciones como hechos inmanentes a la descomposición del modo de producción capitalista para abrir paso al necesario surgimiento de una sociedad sin explotadores ni explotados.

En algunos sitios se expresa de forma directa la lucha entre los bloques imperialistas; como es el caso de Ucrania, país destruido gracias a la posición entreguista de la derecha fascista que los llevó a dividir ese país, atacando su historia multiétnica para transformarse en un peón y carne de cañón en la lucha abierta entre bloques imperialistas por un nuevo reparto del mundo ya repartido con anterioridad.

Otro punto de gran impacto es la acción genocida del Estado sionista de Israel destruyendo toda estructura en la franja de Gaza y asesinando de forma directa cerca de 20.000 civiles en dos meses, principalmente niños y mujeres, además de cortar agua, alimentos, electricidad, medicamentos que implicará más muertes en los próximos días, lo que es sin duda alguna una limpieza étnica para tratar de terminar de apropiarse del territorio de palestina, el gas y petróleo existente allí y la salida al mar, cumpliendo la tarea encomendada por EE.UU. de expandirse y construir una vía paralela a la ruta de la seda promovida por el bloque opuesto, siguiendo para lograr estos objetivos el modelo criminal que ya aplicaron en Irak, Libia y Afganistán dónde masacraron pueblos, destruyendo países para robarse las riquezas de forma descarada.

De igual forma podemos ver como en África los Chinos y Rusos avanzan mientras Francia y su bloque imperialista se ven amenazados en su hegemonía histórica, aunque es claro que no se retirarán sin dar batalla y lo que los sustituye no modifica el modo de producción vigente, pero ciertamente al desequilibrar la región puede crear las condiciones para una rebelión popular antiimperialista, si las fuerzas revolucionarias son capaces de asumir la vanguardia.

En Asia las contradicciones se van agudizando también gracias a provocaciones en Taiwán, el mar de China, los roces entre China y Filipinas, las maniobras armadas en torno a la República Popular Democrática de Corea, lo que va calentando cada vez con más intensidad la zona, incluyendo los viejos conflictos entre China, India y Pakistán, así como la situación de Afganistán o la expansión de las consecuencias de las guerras del medio oriente.

En América, que ha estado por algún tiempo alejada de conflictos armados entre países hermanos, tenemos una peligrosa situación entre Venezuela y Guyana provocada por la acción de los grandes monopolios imperialistas de Estados Unidos, Reino Unido y China que se han involucrado en la explotación de recursos naturales en una zona en litigio y en espera por una solución negociada entre ambos países por más de 100 años, que muy probablemente el desarrollo o no de una escalada bélica será determinado por los intereses inmediatos del bloque imperialista EE.UU - U.E. y la necesidad de petróleo barato.

martes, 12 de diciembre de 2023

RESOLUCIÓN POLÍTICA DEL XIV PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCMLV, Diciembre 2023

El año 2023 comenzó signado por los efectos generados por la guerra en Ucrania, fenómeno que comenzó su desarrollo al principio del año 2022 y cuyos impactos se hicieron sentir en la economía, por ejemplo, con la continuidad de acciones que obligaron a la modificación de algunas rutas y acuerdos económicos. La multiplicación acelerada de las operaciones de guerra desde principios del año estaban enfocadas en el objetivo de expansión de la misma, pues esto permitió a los factores imperialistas elaborar y poner en marcha tácticas que involucraba directamente a más países comprometidos en el marco de los acuerdos de la OTAN, previsto estos como forma de viabilizar las rutas diseñadas por las asociaciones y países imperialistas como una forma de apoderarse de los recursos y territorios de los pueblos.

Cada bloque imperialista se apoyó en su maquinaria propagandística, a través de este expusieron ante el mundo sus tesis de cómo y por qué era “justa” su ofensiva, cada bloque expresaba (alguno con mayor cinismo que otro) que la guerra la asumían para “pelear por la justicia” y “en nombre de la humanidad misma”. Sin embargo, los hechos contribuyeron a dejar muy claro los verdaderos objetivos de la guerra, entre los cuales es fácil identificar que la misma es consecuencia del reacomodo de los diversos factores imperialistas que intervienen en ella de diferentes maneras.

Necesario es hacer referencia al resurgimiento con fuerza que experimentó el fenómeno del fascismo en diferentes países del mundo. Particularmente en Ucrania, antes del estallido de la guerra se venían manifestando las acciones de organizaciones fascistas que en el terreno de lo concreto, operaron con particular saña contra las organizaciones revolucionarias en una clara acción orientada y apoyada por el bloque imperialista EE.UU-UE los miembros de estas agrupaciones reivindicaban a un personaje siniestro de la época de la segunda guerra mundial, Stepan Bandera, colaborador nazi que ayudó a desarrollar operaciones antisoviéticas. Es así como fueron posicionándose en la escena política de Ucrania grupos neonazis como sector derecho, el batallón Aidar, Batallón Azov.

Con las acciones antes mencionadas quedaba claro que, una vez más, los sectores más reaccionarios del capital financiero, asumían al fascismo como un instrumento político que se mostraba útil a sus propósitos para tratar de aniquilar a las fuerzas revolucionarias, particularmente a las fuerzas proletarias que luchaban por la liberación nacional y el socialismo,

Al mismo tiempo que la política e ideología fascista se manifestaba en el campo de batalla, en las calles de algunas de las principales ciudades de Europa, organizaciones identificadas con el fascismo continuaron ganando espacios haciendo política de las terribles condiciones en la que parte de los pueblos han tenido que vivir producto de las mismas políticas del capitalismo. Es así como las organizaciones y partidos fascistas llegaron a experimentar victorias en los escenarios parlamentarios incluso.

América Latina no ha escapado a los efectos del fenómeno fascista. Fuimos testigo de cómo vox, organización de ultraderecha en España, promovió iniciativas para tratar de expandirse apoyando organizaciones de ultraderecha en el continente.

La guerra en Ucrania además permitió a los bloques imperialistas reorganizar y renovar sus arsenales de armas. Para esto la guerra era el escenario propicio para destruir el viejo armamento, y poner en actividad las nuevas generaciones de armamento, utilizando como conejillos de Indias al pueblo de Ucrania para experimentar la letalidad de los efectos de los mismos.

Entre los objetivos propuestos por parte de los EE.UU-U.E a través de su brazo armado, la OTAN, estaban el desplazar del mercado energético, (particularmente del comercio del gas) a Rusia y sus empresas, para restituir el control de los EE.UU sobre este mercado, aunque en lo concreto esto significara un aumento importante de los precios del gas, lo cual  tuvieron que pagar los pueblos de Europa al poco tiempo de ser aplicadas las sanciones, que provocaron el alza inmediata del precio de los servicios que están estrechamente ligados con este rubro.

Otro objetivo era alcanzar el consenso suficiente para preparar el escenario en dirección a una ofensiva económica dirigida contra Rusia, iniciativa que fue ejecutada a través de las sanciones impuestas a este país, sustentada por la UE y que buscaban el debilitamiento económico de Rusia, y con esto su incapacidad para continuar la guerra al no poder sostenerla. Sin embargo, el debilitamiento de la economía rusa no llegó a experimentar las afecciones esperadas por parte de los EE.UU-U.E y está continuo avanzando en la guerra, al tiempo que las tropas ucranianas y la OTAN experimentaban retrocesos o estancamiento que se convirtieron en elementos que exigían grandes gastos los que obligó a buscar otras fuentes de recursos, es decir provocar otros escenarios de guerras, y fueron por este en el medio oriente.

En resumen, de tres grandes objetivos, los EE-UU, a costa de sus propios socios, lograron alcanzar el desplazamiento de Rusia de parte del mercado Europeo, y para asegurar su objetivo en el marco del reparto del mundo, llevaron a cabo operaciones de sabotaje del gasoducto de Nord Stream dos...

jueves, 7 de diciembre de 2023

Declaración final de la 28ª Sesión Plenaria de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas – CIPOML

México, 5 de diciembre 2023.

CIPOML llama a la clase obrera y a los pueblos a la unidad y a la lucha contra la burguesía y el imperialismo

La 28 Conferencia fue convocada en las condiciones de la intensificación del enfrentamiento entre los imperialistas, que se unen como bloques rivales. Después de cuatro días de trabajo productivo discutiendo los problemas en la agenda de la clase obrera y de nuestros pueblos, la Conferencia tomó decisiones unánimes sobre las soluciones a los problemas.

Nuestra Conferencia está decidida a librar una lucha ideológica abierta e intransigente contra todas las opiniones y tendencias calumniosas y engañosas capaces de desviar la unidad y las luchas de la clase obrera y de los pueblos trabajadores del mundo.

Estamos siendo testigos de una evolución que no puede subestimarse en la redistribución económica del mundo según los poderes cambiantes de los imperialistas. Rusia no toleró la apertura de Ucrania a la expansión de EEUU y la UE y su ingreso en la OTAN. Invadió este país. Ahora hay una guerra imperialista en Ucrania, con EEUU, Gran Bretaña y los países europeos y su organización de guerra OTAN por un lado, y Rusia, apoyada por China, por el otro. Israel, con el pleno apoyo de EE.UU., Gran Bretaña, Japón, Australia, Canadá y los imperialistas europeos, está librando una temeraria guerra de agresión contra el pueblo palestino, cuya tierra ocupa, y está cometiendo un genocidio. La agresión del sionismo israelí, apoyada por la gran mayoría de los imperialistas, especialmente los EE. Mientras los imperialistas luchan en Siria y Libia a través de sus apoderados, los conflictos locales en África y los sucesivos golpes de Estado son la prueba de que los conflictos imperialistas por la redivisión del continente continúan. China, por ejemplo, compite ahora con los imperialistas dominantes de estos continentes en Asia, África y América Latina. Con sus inversiones, préstamos y créditos, está desafiando al imperialismo estadounidense en particular. Hasta ahora, la respuesta ha sido una escalada de guerras comerciales seguida de la revisión de las cadenas de suministro y las rutas de transporte, y de barreras a la inversión y la transferencia de tecnología.

La tendencia de los imperialistas a desafiarse mutuamente se ve en el aumento de los gastos en armamento. Los imperialistas, armados hasta los dientes, prueban nuevas armas y aceleran la producción de armamento mientras agotan sus viejos arsenales en guerras como la de Ucrania. Los imperialistas no sólo aceleran el armamento y realizan enormes inversiones en complejos militar-industriales, sino que han emprendido la militarización de la sociedad capitalista extendiendo el militarismo a todos los ámbitos.

viernes, 24 de noviembre de 2023

LOS MARXISTA LENINISTAS Y LA GUERRA. Buró Político del PCMLV (Revista Unidad y Lucha Nº47 Nov. 2023)

Históricamente, el marxismo ha plantado posición en relación con todas las cuestiones de la sociedad, nunca ha sido neutral o indiferente, ya que siempre el estudio de los problemas con el método marxista genera respuestas de clase ante cualquier interrogante y lleva obligatoriamente a tomar partido, porque el marxismo implica asumir la posición del proletariado, siempre obliga su análisis a tomar partido, por más complejidades que deban ser valoradas y resueltas.

Un tema de gran importancia y actualidad en el mundo de hoy, que por eso exige avanzar en las valoraciones y análisis para llegar a conclusiones prácticas y orientarnos en un mundo convulsionado, es la guerra.

“En realidad, la guerra es un fenómeno histórico-social, surgido en una etapa determinada del desarrollo de la sociedad humana y vinculado a condiciones de la vida social transitorias y pasajeras. 

Con la aparición de la propiedad privada, las clases y el Estado surgió la necesidad de destacamentos especiales de hombres armados, es decir, del ejército. La guerra se convirtió en un medio de la conquista de tierras ajenas y de la subyugación de los pueblos más débiles.

En base al estudio de la historia de las guerras, particularmente de las guerras de la época imperialista, Lenin llegó a la clasificación científica de las guerras. La teoría marxista-leninista parte del hecho de que hay dos tipos de guerras: las guerras justas, que no persiguen fines de conquista, liberadoras, y las guerras injustas, de conquista. Los objetivos de las guerras justas son: la defensa del país contra una agresión exterior, la liberación del pueblo de la esclavitud capitalista, la liberación de las colonias y países dependientes del yugo imperialista. Las guerras injustas persiguen el fin de la conquista y subyugación de países ajenos y de pueblos ajenos.”

Marx, Engels, Lenin y Stalin nos dejaron numerosos documentos de análisis sobre la guerra, donde las bases y referencias para los marxista leninistas están estudiadas a profundidad y sobre los cuales debemos sustentar nuestros análisis.

Nos dice Lenin en su obra “El socialismo y la guerra: “Los socialistas han condenado siempre las guerras entre los pueblos como algo bárbaro y feroz. Pero nuestra actitud ante la guerra es distinta, por principio, de la que asumen los pacifistas burgueses (partidarios y propagandistas de la paz) y los anarquistas. Nos distinguimos de los primeros en que comprendemos el lazo inevitable que une las guerras con la lucha de clases en el interior del país, y en que compren- demos que no se puede suprimir las guerras sin suprimir antes las clases y sin instaurar el socialismo; también en que reconocemos plenamente la legitimidad, el carácter progresista y la necesidad de las guerras civiles, es decir, de las guerras de la clase oprimida contra la clase opresora, de los esclavos contra los esclavistas, de los campesinos siervos contra los terratenientes y de los obreros asalariados contra la burguesía. Nosotros, los marxistas, diferimos tanto de los pacifistas como de los anarquistas en que reconocemos la necesidad de estudiar históricamente (desde el punto de vista del materialismo dialéctico de Marx) cada guerra en particular. La historia ha conocido muchas guerras que, pese a los horrores, las ferocidades, las calamidades y los sufrimientos que toda guerra acarrea inevitablemente, fueron progresistas, es decir, útiles para el progreso de la humanidad, contribuyendo a destruir instituciones particularmente nocivas y reaccionarias (como, por ejemplo, la autocracia o la servidumbre), y las formas más bárbaras del despotismo en Europa (la turca y la rusa). Por esta razón, hay que examinar las peculiaridades históricas de la guerra actual.”

lunes, 6 de noviembre de 2023

EDITORIAL NOVIEMBRE 2023

La ofensiva genocida del criminal ejército sionista contra la Franja de Gaza, atacando de forma indiscriminada a civiles desarmados y desplazados previamente de su territorio ancestral, cometiendo inocultables crímenes de guerra contra hospitales, escuelas, ambulancias y civiles es un paso más en la agudización de las contradicciones en el medio oriente y a nivel global, que tienen detrás la lucha de dos bloques imperialistas por un nuevo reparto del mundo que ya sin tapujos van resolviendo sus pugnas por medio de la guerra convencional y la amenaza nuclear.

Las contradicciones fundamentales de la época se reflejan de forma cada vez más clara en estos hechos, donde los dos bloques imperialistas libran una nueva guerra por intermedio de otros actores secundarios para apropiarse de riquezas y territorios, además de reactivar sus economías sin importarles la destrucción de pueblos enteros.

Los EE.UU. como potencia que siente en peligro su hegemonía mundial, asume la ofensiva militar y lanza provocaciones a sus oponentes para involucrarlos en guerras y conflictos sociales, políticos, religiosos o económicos que puedan debilitarlos mientras ellos reaniman su economía en crisis por medio del aparato industrial militar que exige armas, municiones y logística que por supuesto, serán producidas por empresas de capital gringo. La destrucción del Nord Stream es otro claro ejemplo de la acción militar para quitar energía a sus oponentes y tomar ese negocio en sus manos privando a Alemania de gas barato y a Rusia de grandes ingresos.

Tampoco es algo espontáneo que los sionistas desarrollen otra matanza indiscriminada de palestinos, ni que el silencio cómplice de las grandes potencias sea tan evidente, ya que esa es la tarea asignada al Estado de Israel por la dirección imperialista del bloque EE.UU-UE en su plan de "reordenamiento" y control del medio oriente ante lo cual las potencias contrarias no actúan de forma directa porque les interesa hacerlo por medio de terceros, a los que venden armas, municiones y tecnología, aumentando sus ganancias, lo mismo que hace el otro bloque.

Otro elemento a tomar en cuenta es que el bloque China - Rusia se encuentra involucrado en provocaciones promovidas por sus oponentes, como las sanciones económicas de EE.UU. a China y las violaciones de áreas en Taiwán, o en el caso de Rusia, la situación en Ucrania y Europa del este, mientras que EE.UU. tiene libre su espacio territorial para actuar sin mayores amenazas internas ni en su perímetro de seguridad.

Es de tomar muy en cuenta para nuestros análisis la existencia de guerras o provocaciones militares en Europa (Ucrania), Asia (Israel, Siria), África (Libia, Mali, Burkina, Niger), Oceanía (AUKUS) estando aparentemente América libre de conflictos armados, lo que puede leerse como un interés de mantener "tranquilo" su perímetro para dedicarse a acumular riquezas mientras los demás se matan, o la preparación aún inconclusa de acciones en el territorio para volver a tener el control absoluto de lo que han llamado "su patio trasero" que hoy se encuentra con niveles ascendentes de influencia del bloque contrario, este punto es muy importante valorarlo para tener una medida de lo que puede significar la lucha por el Esequibo entre Venezuela y Guyana para la política internacional de los bloques imperialistas y el papel que debemos jugar los marxista leninistas de ambos países y de la región en este caso.

Es también muy importante analizar algunos antecedentes del genocidio que perpetra el sionismo en Gaza para entender que entre los actores más furibundos en este conflicto tenemos a la extrema derecha sionista del partido Likud y sus aliados, con el asesino Herodes Netanyahu al frente y, por otra parte, está el extremismo musulmán, que fue ya usado en Afganistán y otros países por las fuerzas reaccionarias que con apoyo del bloque EE.UU.-U.E. promovieron su expansión por el medio oriente y África, desplazando en Palestina a las organizaciones revolucionarias como el FPLP o Al Fatah, que fueron atacadas y algunos de sus líderes asesinados, debilitando esos proyectos de base democrática y de izquierda para sustituirlos por el fanatismo religioso que ha sumado, al no tener alternativa, a miles de personas que hoy son manipuladas con el sueño del paraíso y la guerra santa para tratar de imponer, igual que los sionistas un brutal Estado teocrático dirigido por religiosos extremistas. 

BREVE HISTORIA DEL PCMLV (PARTIDO COMUNISTA MARXISTA LENINISTA DE VENEZUELA)

El Partido Comunista Marxista Leninista de Venezuela es una organización que ha surgido al fragor del combate por la liberación del proletariado. Es una demostración de sacrificio y del trabajo de años de preparación y estudio del Marxismo Leninismo, hasta lograr reunir las condiciones subjetivas para el impulso autónomo y el desarrollo intelectual de la clase obrera venezolana y su partido político.

Clase obrera que ha logrado alcanzar un grado de combatividad y conciencia de clase para enfrentar a los enemigos históricos y fundamentales de los pueblos como son: El imperialismo y la burguesía nativa en todas sus formas y presentaciones.

Nuestro Partido Comunista M-L, tiene como característica principal y fundamental, que no surge a consecuencia de ninguna fracción, ruptura o división de ninguna organización o grupo político, como ha ocurrido a lo largo de nuestra historia, tanto en las organizaciones políticas de derecha como de izquierda.

Nuestro partido surge a consecuencia de una larga acumulación dialéctica e histórica de lucha ideológica, política y organizativa contra las posiciones revisionistas que en nuestro país se han desarrollado en un largo debate del siglo pasado y del siglo presente (XX y XXI), que ha producido el debilitamiento e inmoralidad de muchas organizaciones políticas, al punto de llevarla a la bancarrota, incluso muchas han optado por la táctica entreguista de pactar con la derecha, entregando sus banderas y rendirse ante las prebendas ofrecidas por el Estado burgués, maniatándolas y estableciéndoles las reglas de juego burgués, evitando que lleven a cabo los destinos emancipadores del pueblo venezolano, muchas han sucumbido ante él. 

Nuestro núcleo promotor, consciente del compromiso asumido y de la necesidad histórica, se movilizó por todo el territorio nacional en un franco debate, honesto y proletario, para conversar con diversas organizaciones revolucionarias e individualidades que mantenían y muchas siguen manteniendo una posición marxista leninista, otras colapsaron por la ideología pequeña burguesa que las arropó y las desmanteló, fenómeno vinculado al oportunismo muy propio del momento político actual y de la debilidad ideológica presentes.

El PCMLV logró la tarea de concentrar y agrupar a un grupo de destacados cuadros comunistas, de varias generaciones, que tienen acciones e incidencias y experiencias reales en la lucha digna de la clase obrera, en el movimiento campesino y en las comunidades, en los jóvenes universitarios, con esfuerzo propio, autónomo e independiente. 

Se movilizó hasta llegar a desarrollar el congreso fundacional con la participación de los delegados nacionales e internacionales que a pesar de la clandestinidad se hicieron presentes para abordar las tareas necesarias para la construcción de un verdadero Partido Comunista Marxista Leninista, aportando en el análisis de los escenarios internacionales y colocar la piedra fundacional de nuestra organización. Un evento trascendental en la dinámica historia de lucha de la clase obrera y proletariado comprometida con la revolución social.

¿ QUÉ NOS ENSEÑA EL PARTIDO COMUNISTA BOLCHEVIQUE DE LA URSS?

La historia del Partido bolchevique nos enseña, ante todo, que el triunfo de la revolución proletaria, el triunfo de la dictadura del proletariado es imposible sin un partido revolucionario del proletariado, libre de oportunismo, intransigente frente a los oportunistas y capituladores, y revolucionario frente a la burguesía y al Poder de su Estado.

La historia del Partido bolchevique nos enseña que el dejar al proletariado sin un partido así equivale a dejarle sin dirección revolucionaria; esto equivale dejarle a la clase obrera, a la socialdemocracia.

La necesidad de un nuevo partido, de un partido combativo, de un partido revolucionario, lo bastante intrépido para conducir a los proletarios a la lucha por el Poder, lo bastante experto para orientarse en las condiciones complejas de la situación revolucionaria y lo bastante flexible para eludir todos y cada uno de los escollos que se interponen en el camino hacia sus fines.

2) La historia del Partido nos enseña, asimismo, que el Partido de la clase obrera no puede cumplir su misión de dirigente de su clase, no puede cumplir su misión de organizador y dirigente de la revolución proletaria, si no posee la teoría de vanguardia del movimiento obrero, si no posee la teoría M-L.

Un partido que no posee la teoría marxista-leninista, pierde la seguridad en sus actos y no es capaz de conducir a la clase obrera hacia delante. Podría pensarse que el poseer la teoría marxista-leninista significa aprender concienzudamente las conclusiones y las tesis contenidas en las obras de Marx, Engels y Lenin.

La teoría marxista-leninista no puede considerarse como un conjunto de dogmas, como un catecismo, como un símbolo de la fe; ni a los marxistas, como eruditos, pedantes y exegetas. La teoría marxista-leninista es la ciencia del desarrollo de la sociedad, la ciencia del movimiento obrero, la ciencia de la revolución proletaria, la ciencia de la edificación de la sociedad comunista.

El Partido bolchevique no habría podido triunfar en octubre de 1917, si sus cuadros de vanguardia no hubiesen poseído la teoría del marxismo, si no hubiesen sabido ver en esta teoría una guía para la acción, si no hubiesen sabido impulsar la teoría marxista, enriqueciéndola con la nueva experiencia de la lucha de clases del proletariado.

UN ANIVERSARIO MÁS DE LUCHA CONTRA EL IMPERIALISMO, POR LA LIBERACIÓN NACIONAL Y EL SOCIALISMO

En medio de una muy difícil situación en lo económico, político y social en el escenario nacional e internacional, nuestro partido ha llegado a un aniversario más trabajando junto a los explotados y oprimidos, con el firme objetivo de avanzar en las tareas propias que impone la lucha antiimperialista por la liberación nacional y el socialismo, tarea ardua que ha exigido de cada uno de nuestros militantes la mayor disciplina, siempre apegados a las orientaciones centrales que dimanan de nuestros centros de dirección que en el marco del centralismo democrático han logrado procesar análisis bajo las premisas legadas por el marxismo leninismo diferentes escenarios económicos, políticos e ideológicos, lo que ha concluido en la precisión de elementos que comportan una guía para la acción práctica y teórica. 

Hace 16 años en el calor del internacionalismo proletario y nuestros hermanos de clase, venidos desde diferentes puntos geográficos del país, desarrollamos los trabajos propios del I Congreso. Allí se expusieron las propuestas teóricas y prácticas que sustentada en la tradición legada por los marxistas leninistas, echarían las bases para levantar el edificio partidario cuya labor se perfilaba ardua, y muy compleja en los diferentes escenarios de la lucha de clases, particularmente el ideológico, donde las teorías reformistas y revisionistas ondeaban sus banderas con mucha fuerza, partiendo de una realidad concreta en la cual se presentaban con “rostros nuevos” los teóricos que pretendían sustituir las propuestas y andamiaje teórico-práctico contenido por el socialismo científico, sustentado con el sacrificio enorme que ha ofrendado el proletariado a través de años de lucha contra la explotación capitalista.

Los escenarios económicos, políticos y sociales a nivel nacional e internacional fueron sacudidos a los pocos meses de nacimiento de nuestra organización, recordemos el 2008 cómo instituciones que significaban mucho para el capital financiero, se cayeron como castillos de naipes manifestándose así partes de los efectos de lo que llegaría a ser una de las mayores crisis del capitalismo en su historia. 

Este evento puso de manifiesto una vez más la vigencia de los planteamientos realizado por las organizaciones y partidos marxistas leninistas quienes sustentados en el legado de lucha política-ideológica legada por Marx, Engels, Lenin y Stalin han desarrollado una tarea de constante organización del proletariado y las fuerzas populares, la razón de sus planteamientos era probada y ratificada una vez más en el terreno de la realidad concreta y muy a pesar de que a través de una feroz ofensiva económica, política y militar por los momentos la burguesía internacional había logrado infligir duros golpes al movimiento revolucionario mundial, manifestado esto entre otras cosas con el derrumbe del muro de Berlín y de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), este, había logrado reponerse y avanzar, aunque lentamente en la recuperación de espacios en el seno de los explotados y oprimidos.

sábado, 28 de octubre de 2023

RESOLUCIÓN POLÍTICA DEL XIII PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCMLV, octubre 2023

Elementos de la realidad política internacional.

El reacomodo de las fuerzas imperialistas sigue marcando la dinámica internacional, expresado en constantes movimientos de los espacios económicos, políticos y sociales encabezados y promovidos por los principales países imperialistas que en la actualidad libran una lucha feroz por tomar ventajas en el marco del reparto del mundo.

Los fenómenos como la guerra, lejos de ceder, van fortaleciéndose de la mano de los intereses del capital financiero, y muy particularmente aquel vinculado a la gran industria energética y al complejo militar industrial.

La guerra en Ucrania sigue su desarrollo, convirtiéndose en la causa de grandes inversiones financieras para sostener un conflicto militar donde las potencias militares llevan a cabo acciones propias de la destrucción de las fuerzas productivas, ponen en acción el viejo parque industrial militar que será destruido de la mano de las innovaciones tecnológicas que hoy son probadas en el terreno lo que a su vez es elemento que servirá para la imposición de la renovación de equipo a los principales ejércitos del mundo, y que parte de ellos están participando activamente ahí en la guerra en Ucrania.

La guerra como parte de los movimientos tácticos y estratégicos ejecutados por los imperialistas van a catalizar los efectos de las acciones ejercidas por los bloques imperialistas que van a impactar de una manera muy particular la vida de millones de trabajadores quienes son obligados a someterse a legislaciones y mecanismos de control, que van desarrollándose al ritmo que determinan los grandes monopolios según como se van definiendo sus intereses en el contexto de las contradicciones interimperialistas cuya expresión la tenemos en la actualidad en diferentes escenarios que enfrentan a los bloques imperialistas y sus aliados en diferentes formas. Estos como expresiones del capital financiero, van a diseñar diversas estructuras económicas, políticas, jurídicas, diplomáticas, que van a ser instrumentos de ejecución de las tácticas para el dominio de los pueblos.

Es clara la lucha que libran los bloques imperialistas EE.UU-UE y China y Rusia. El primero se aferra en general a las formas de dominación que tanto resultados a sus intereses ha producido, la política del garrote, acompañada de restricciones económicas, políticas, militares y diplomáticas a quienes manifiesten desacuerdos u observaciones a sus decisiones. El segundo por su parte, se inclina por promover acuerdos financieros y militares en los que tiene amplias ventajas con sus “socios” al ser estos países de economía dependientes, algunos con contradicciones agudizadas con países del bloque EE.UU-UE, que lo mueve obligatoriamente a renegociar su dependencia y lograr convenios que les permita algunos “beneficios” que bajo la forma de dominio de los EE.UU-UE se les hace muy difícil alcanzar.

Todos los escenarios con sus formas son utilizados por los imperialistas, la ONU, institución que cada vez más desprestigiada, junto a instituciones como la OEA, FMI, BM, entre otros, son la expresión de un orden mundial, que se fortaleció y consolido en un momento de la mano de la hegemonía imperialista de los EE.UU- UE y que va cediendo por la fuerza de los resultados que se van forjando en el marco de su confrontación con el bloque China-Rusia, que siguen construyendo alianzas y acuerdos con el firme objetivo de lograr la hegemonía económica, política y militar. Es expresión todo esto del reacomodo capitalista, en su fase imperialista, fenómeno que mantiene su esencia, y se sustenta de la explotación de los pueblos, conservando, a pesar de su forma, el contenido de clase, sus características entre las que están asegurar el dominio sobre los pueblos, sus recursos económicos, sus territorios, dejando como consecuencia pauperizaciones general de los trabajadores.

A los escenarios antes descritos se ha sumado otro, el de la guerra entre Israel contra el pueblo de Palestina. Recientemente, el grupo islámico Hamas como parte de la resistencia palestina, realizó una serie de ataques contra posiciones del Estado sionista de Israel. Este reaccionó llevando a cabo diversos ataques contra la población civil de los territorios ocupados, en una especie de operación exterminio, cuyos rasgos genocidas se expresan de manera tan brutal que ha provocado el rechazo generalizado de buena parte del mundo. Sin embargo, el lobby sionista fascista que comanda la política en Israel ni si inmuta ante estos señalamientos y emulando la política nazi sigue desarrollando sus acciones hasta llegar a la osadía de bombardear hospitales.

jueves, 26 de octubre de 2023

EDITORIAL OCTUBRE 2023

Este mes de octubre se conmemoran 106 años de la Gran Revolución Socialista de Octubre, revolución dirigida por los bolcheviques con el firme liderazgo de Lenin a la cabeza.

Esta gran acción heroica del proletariado hizo pasar a la sociedad rusa, y de otros países ubicados en su periferia, del capitalismo monárquico y los rezagos feudales al socialismo en pocos años, demostrando que la expansión de la revolución es posible desde un país de vanguardia hacia otros, avanzando rápidamente en la ampliación de área de influencia si aplican la táctica y estrategia marxista leninistas.

La primera guerra mundial fue un detonante de ese proceso revolucionario, siendo aprovechada por los revolucionarios rusos para destruir la sociedad que mezclaba lo feudal y capitalista, dirigida por los zares, y comenzar la construcción de una sociedad sin explotadores.

El aprovechamiento de las condiciones generadas por la crisis capitalista, que con su nefasta carga de males oprime más fuertemente al proletariado, fue valorado por Marx, Engels, Lenin y Stalin, quienes estuvieron muy claros de la relación entre la economía, la guerra y la revolución, diseñando y aplicando la praxis de la revolución proletaria.

El proceso de divulgación de este conocimiento científico que nos explica hoy la relación entre el imperialismo, el papel dominante de sus monopolios en las crisis económicas y como consecuencia de estas, las guerras y la revoluciones, es muy importante para prepararnos hacia los violentos escenarios que se van agudizando.

Las acciones de los monopolios, destinadas a aumentar sus ganancias en medio de la crisis general del capitalismo, cuando las mayorías populares hemos empeorado nuestras condiciones de vida, conduce a agudizar la lucha de clases, las movilizaciones y protestas, con ellas las guerras y revoluciones.

Los procesos de guerras imperialistas que hoy se viven el Europa del este, África, Palestina, Taiwan y Corea, que expresan la lucha violenta entre los peones de dos bloques imperialistas confrontados, son apenas la expresión de guerras más cruentas que se pueden avecinar si no llegan a un reparto "Pacífico" que implicaría negociarnos.

A 106 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN BOLCHEVIQUE

Fecha gloriosa, un sol luminoso que supo vencer la oscuridad impuesta a los pueblos del mundo, así fue la Gran Revolución Socialista de Octubre, la revolución de los soviets que marca como un hito la historia de lucha del proletariado contra el capitalismo y particularmente en la época del imperialismo. 
En la Rusia zarista, las condiciones de desarrollo del proletariado aún no alcanzaban los niveles de otros países de Europa, pero, sin embargo, las acertadas orientaciones del Partido Bolchevique, sustentadas en buena parte por la capacidad teórica de Lenin, que además contaba con un destacable talento para el análisis de la realidad concreta, apoyándose siempre en el análisis dialéctico de la misma, identificando las conexiones internas que sustentaban los fenómenos económicos, políticos, tanto en lo nacional como lo internacional, constituyeron parte de las condiciones que fueron fortaleciendo y consolidando la influencia y dirección de este partido en los pueblos y los trabajadores que estaban en Rusia y más allá de sus fronteras.

Esta revolución impactó el escenario mundial, se desarrolló caracterizándose el ímpetu revolucionario y sentido práctico de la dirección del Partido Bolchevique, que se expresaba en las amplias masas, quienes demostraron al mundo que el poder económico y político en manos de obreros y campesinos organizados en soviets, (consejos) podía ser una realidad no solo para Rusia, sino para otros continentes incluso.

El Partido Bolchevique tenía en Lenin un conductor genial, el cual abrazaba con fervor el legado de Marx y Engels. Sobre las enseñanzas de estos maestros del proletariado se apoyaban los principales dirigentes del Partido Bolchevique para avanzar con firmeza y templanza con el propósito de destruir al capitalismo y sobre sus ruinas levantar una nueva sociedad con la vitalidad de los productores del campo y la ciudad que ahora tendrían el papel fundamental en la conducción de la nueva sociedad.

La Revolución socialista orientada por los Bolcheviques comportó miles de acontecimientos que se desarrollaron a una velocidad impresionante, algunos de mayor complejidad que otros configuraron un panorama en el que era muy difícil asir el eslabón del momento para llevar a cabo las acciones precisas, correctas, necesarias. Lenin destacaría esta situación al exponer: “En los momentos revolucionarios es muy difícil seguir los acontecimientos que suministran una cantidad prodigiosa de nuevo material para apreciar las consignas tácticas de los partidos revolucionarios”. 

jueves, 7 de septiembre de 2023

EDITORIAL SEPTIEMBRE 2023

Ya la oposición de extrema derecha en Venezuela, ha anunciado por todos los medios su programa económico privatizador y su plan de reactivación de la violencia reaccionaria, sabiendo que sin represión no les será posible aplicarlo.

El Chile Pinochet sigue siendo su ejemplo, muy pertinente de recordar en este mes de septiembre, cuando desplazaron violentamente a Allende y la indecisa socialdemocracia, que satisfecha de su idealismo pequeño burgués, frenó la organización del pueblo para la producción y la propia defensa, lo que sirvió para que las minoritarias fuerzas fascistas, que tenían las armas del Estado en la mano bajo la dirección del imperialismo reprimieran a sangre y fuego a unas mayorías populares, dispuestas a luchar heroicamente, pero desarmadas.

Para evitarnos cometer los mismos errores debemos comprender que en última instancia la lucha de clases se resolverá en el terreno de la violencia, por medio de "grupos de hombres armados" como dijera Lenin, que deben representar los intereses de las clases en pugna y, por lo tanto, el proletariado debe avanzar en su propia preparación, siendo protagonista de esa estratégica tarea.

Los anuncios de los voceros de la derecha extrema fracasada, la campaña de sus dirigentes más radicales, los anuncios de golpe militar y demás medidas coercitivas del bloque imperialista EE.UU.-U.E. contra nuestro país no son más que el acompañamiento de la nueva ofensiva en curso.

Las elecciones internas denominadas "primarias" serán el detonante de una nueva escalada, el día D de su ofensiva nacional e internacional, no es nada secreto, conocemos sus ideas fascistas y su objetivo antipopular, dictatorial y represivo, que tratan de ocultar en un discurso de "luchadores por la democracia" pero que contradictoriamente tienen que desvelar su carácter autoritario y violento para poder buscar apoyo de sus bases, que cada día son alimentadas de odio y revanchismo.

Ante esa próxima arremetida del fascismo es necesario crear niveles de coordinación entre las fuerzas populares y revolucionarias, para ello el Frente Popular Antiimperialista y Antifascista es una alternativa promovida por los marxista leninistas de Venezuela para enfrentar desde una perspectiva de clase, unitaria y efectiva los retos del futuro.

La historia de la lucha contra la burguesía más reaccionaria, fascista y cínica nos muestra que la clase obrera y el campesinado juegan un papel estratégico, que se une al movimiento barrial, que en Venezuela se expresa como movimiento comunal y que tiene gran fuerza movilizadora en la resistencia y lucha de todos los movimientos sociales contra la agresión imperialista.

La política de los marxista leninistas de Venezuela, se sustenta en la lucha por un gobierno obrero, campesino y comunal, sobre la base de una táctica que tiene uno de sus elementos en el apoyo crítico con exigencias al gobierno bolivariano, estos elementos nos diferencian de quienes aplican un apoyo incondicional, quedando diluidos completamente en la política de la socialdemocracia y quienes asumieron el camino de la oposición visceral quedando a la cola de María Corina y haciendo el juego a la derecha más agresiva y al imperialismo al dividir las fuerzas populares frente al enemigo común, como viene haciendo BR y la fracción del PCV dirigida por Figuera, que influenciados por las tendencias más degeneradas del trotskismo internacional quieren repetir el triste papel que jugaron en la España republicana al dividir el movimiento popular favoreciendo el triunfo del fascismo.

Ante esta situación tan confusa para las bases comunistas, llamamos a asumir la táctica de los verdaderos Comunistas Marxista Leninistas de Venezuela: trabajar por la unidad en el Frente Popular, aplicar el apoyo a las políticas antiimperialistas, la crítica a los errores de la socialdemocracia como la corrupción y coqueteo con la burguesía, la exigencia de mejora de las condiciones de vida de las mayorías populares, para unidos sobre el programa de clase derrotar al enemigo común: El bloque imperialista liderado por EE.UU. para seguir en la ruta de la Liberación Nacional rumbo al Socialismo. 

!Que viva la táctica de los marxista leninistas de Venezuela, expresión de los verdaderos comunistas¡


¡El socialismo solo se construye con la alianza obrero campesina en el poder y el pueblo en armas!

INSTRUMENTO DE DOMINACIÓN IDEOLÓGICA DEL CAPITALISMO

El materialismo histórico de Carlos Marx, nos enseña cómo es que un grupo minoritario de personas pueden dominar a las grandes mayorías en el mundo, ¿cuál es el instrumento principal que ha utilizado esta minoría (la burguesía) para dominar a la inmensa mayoría?

Son sorprendentes los niveles de distracción creados a lo largo del desarrollo del sistema capitalista, entre las múltiples formas para la dominación y sometimiento de las grandes mayorías. Cuentan con todos los recursos en sus manos, con todos los medios de instrucción, de organización y de acción.

La burguesía ha ejercido la dominación ideológica por medio de las 7 forma de la conciencia social (política, jurídica, ética o moral, religiosa, filosófica, la estética y la científica) para mantenernos al margen de la realidad. Mientras las grandes mayorías estamos centrados en busca de distracciones como vacaciones, juegos, modas, creencias etc. los capitalistas mantienen el saqueo de los recursos naturales, minerales, las guerras por su principal afán de acumular ganancias por medio de la exportación del trabajo de los obreros.

La superestructura del estado, que se levanta sobre la base de las relaciones de producción de explotación capitalista, juega un papel determinante para esta dominación de las mayorías, por lo tanto (Como indicó C. Marx) “Y del mismo modo que no podemos juzgar a un individuo por lo que él piensa de sí, no podemos juzgar estas épocas de revolución por su conciencia, sino que, por el contrario, hay que explicarse esta consciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto existentes entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción...” 

Solo un Partido que sepa imponer en sus propias filas una disciplina de hierro, podrá dirigir a la clase obrera y a todo el pueblo a la revolución proletaria. La disciplina se expresa y a la vez es producto de la asunción y aplicación teórica y práctica de los principios de organización que rigen al partido M-L. Plantearnos tan gigantescas tareas en un Partido de tipo leninista, necesariamente debe incorporar a una dispuesta y comprometida minoría de la clase obrera y de campesinos; si este Partido no está férreamente unido en las acciones, es una tarea sin perspectivas de triunfo

LA LUCHA IDEOLÓGICA EN NUESTRO PAÍS CONTINÚA

La lucha de los Marxista-leninistas se ve obligada en profundizar y estudiar algunos aspectos de la lucha ideológica y política que fue necesario librar antes, durante y después de la revolución de 1917, en el seno del Partido de Lenin y del Movimiento Comunista Internacional, para impedir que las corrientes oportunistas de derecha y de izquierda desviaran al Partido Bolchevique de sus principios y de sus objetivos. Lenin y Stalin, apoyados por la mayoría del Comité Central del Partido Comunista (bolchevique), fue contra Trotski y sus seguidores dentro y fuera del Partido y dentro y fuera de la Unión Soviética.

La agudización de las contradicciones en la sociedad capitalista y entre las mismas fuerzas imperialistas ha intensificado en nuestros días las presiones y los ataques ideológicos por parte de la burguesía y de las fuerzas oportunistas contra la ideología y las fuerzas Marxista-leninistas.

Así, desde la década de los 60, cuando comenzaron a surgir los nuevos partidos marxista-leninistas, se han producido dentro de muchos de esos partidos, intentos de fracción y división, basados en general en desviaciones y posiciones oportunistas y revisionistas, encubiertas con posiciones izquierdistas o derechistas, incluso socialdemócratas.

En el terreno internacional, la ruptura y descomposición del antiguo movimiento comunista, desde la traición y degeneración revisionista de los antiguos partidos comunistas y, en primer lugar, el de la Unión Soviética, todavía no ha sido realmente superado, e incluso se manifiestan fuertes resistencias en algunos partidos Marxista-leninistas para avanzar hacia la unidad, la coordinación y la colaboración de los marxista-leninistas. Aquellos viejos partidos no se pronunciaron con respecto al ataque que se hizo a Stalin, muchos siguieron ese camino revisionista basado en la lucha parlamentaria legal, convirtiéndose en simple negociadores de la lucha electoral, se transformaron en un cóctel ideológico obviando el marxismo leninismo, esos viejos partidos se convirtieron en una carreta de la lucha electoral usando solo la lucha legal. 

La lucha ideológica contra el revisionismo y el trotskismo es importante, ya que buscan desviar la lucha del movimiento de izquierda de su enemigo común, en nuestro caso, el bloque imperialista EEUU-UE y sus representantes nativos conglomerados en Fedecámaras y VenAmCham, quienes son en estos momentos la principal amenaza.

En el marco de la lucha electoral, los candidatos de derecha son los principales enemigos de nuestro pueblo, ellos provienen de la burguesía rancia. En un gobierno heterogéneo, los Marxista leninistas, exigimos la aplicación de los elementos más avanzados de nuestro programa, seguiremos avanzando en la construcción del frente popular con los obreros y campesinos que coincidan en la lucha antiimperialista, en nuestro caso, no nos verán coincidiendo con representantes de la burguesía, ni con la plataforma unitaria.

martes, 22 de agosto de 2023

LA NECESARIA LUCHA CONTRA EL OPORTUNISMO

Luchar contra las manifestaciones del oportunismo dentro de las filas revolucionarias es un deber de todo consecuente marxista leninista. Esto a su vez exige la mayor claridad política ideológica de cada uno de los militantes marxistas leninistas para entender y precisar con acierto el carácter de este fenómeno que en ocasiones va generando en las filas revolucionarias las condiciones para que vaya creciendo la descomposición orgánica, la desconfianza y la dispersión lo que puede llegar a convertirse en una brecha que puede alcanzar grandes dimensiones en la dinámica de una organización. 

Podemos decir que en parte el oportunismo se sustenta del pragmatismo, el cual se caracteriza por el evidente descuido y menosprecio de la relación dialéctica entre la teoría y la práctica, inclinando la balanza de manera desmedida por este último.

Stalin en su obra “Sobre Algunas Cuestiones de la Historia del Bolchevismo” (Carta a la redacción de la revista Proletárskaia Revolutsia) expresa lo siguiente: “Todo el mundo sabe que el leninismo nació, creció y se fortaleció en lucha implacable contra el oportunismo de toda laya”. Deja aquí Stalin muy en claro la importancia que contiene la lucha consecuente contra el oportunismo, al concluir que el crecimiento y fortalecimiento de la organización leninista proviene de una lucha frontal contra este fenómeno que además contribuye a sembrar la duda en las filas revolucionarias. 

La duda en las filas revolucionarias va a contribuir con el hecho de que las acciones revolucionarias estén desprovistas del necesario ímpetu revolucionario que se requiere para alcanzar pequeñas, medianas y grandes victorias.

El combate contra el oportunismo en las filas revolucionarias, en general, y del partido del proletariado en particular, es un combate por el fortalecimiento orgánico, por estructuras capaces de llevar a cabo un control y seguimiento de las tareas, velando que estas se cumplan en el marco de los parámetros que regulan las normas de funcionamiento de una organización revolucionaria que en su desarrollo busca fortalecer y consolidar un cuerpo revolucionario capaz de enfrentar las técnicas y recursos más sofisticados del enemigo capitalista. Esto se expresa a su vez en la elevación de los niveles de compresión teórica y práctica de los militantes sobre las tareas que deben desarrollar en el marco de una adecuada orientación política que es producto de una lectura acertada de la realidad concreta, tomando en cuenta el contexto en el cual se desarrolla.

El oportunismo es un fenómeno que entre sus características está supeditar incluso lo estratégico, a los intereses dictados por la realidad inmediata, desatendiendo los principios, llegando incluso a conclusiones basadas en hechos y situaciones particulares que pretende convertir en elementos generales, cayendo así en un engaño que va a perjudicar al movimiento de las fuerzas proletarias.

sábado, 12 de agosto de 2023

EDITORIAL AGOSTO 2023. LOS COMUNISTAS Y EL PROCESO BOLIVARIANO

En esta edición queremos abordar un problema de actualidad, que es de gran interés para el movimiento comunista internacional y nacional. Queremos empezar diciendo que desde la llegada de las ideas marxistas a Venezuela, por allá por los años 20 del siglo XX, con los primeros intentos de construir un Partido del proletariado, han existido enfrentamientos por la estrategia y táctica a seguir.

Esa lucha ideológica entre tendencias ha llevado desde esa lejana época a que existan varias tácticas y no una sola, como han pretendido hacer creer los revisionistas, que siempre han contado con la legalidad y vocería en el Estado, que asumen como única forma de existencia pretendiendo ser la representación de los comunistas de Venezuela.

Desde 1928, con las acciones lideradas por Pío Tamayo, representante de la Internacional Comunista, se vislumbraba la diferencia entre quienes trabajaban por construir un Partido con el incipiente proletariado y el campesinado nacional y quienes se planteaban ir a la cola de la burguesía democrática por medio de invasiones y aventuras de caudillos.

Después de valorado el proceso histórico de inicio, ahora debemos abordar la situación que se vive hoy a nivel mundial, para ubicar el marco de lo que ocurre, que es sin duda de agudización de las contradicciones fundamentales de la época. Este debe ser el primer elemento a tomar en cuenta para abordar la actual coyuntura y definir la táctica revolucionaria correcta, bien sea desde la perspectiva nacional o internacional, ya que, como hemos analizado en varias oportunidades, tomando como referencia algunos trabajos de los clásicos del marxismo leninismo y de la Internacional Comunista, vivimos la fase superior del capitalismo, denominada por Lenin IMPERIALISMO; que no es nada más el expansionismo militar de una nación, sino que se define por la presencia de unos rasgos fundamentales como: La imposición de los monopolios, el dominio del capital financiero, la exportación de capitales, la lucha por el reparto de mercados y un nuevo reparto del mundo ya repartido.

Desde esas definiciones podemos entonces orientarnos sobre bases firmes para definir qué ocurre en el mundo, qué países cumplen con esos rasgos y cuáles pueden ser definidos como imperialistas, en contraposición a la definición de países dependientes, que son las dos principales categorías marxista leninistas para ubicar las naciones en el mundo actual: naciones imperialistas y naciones dependientes.

A partir de esas definiciones, sabiendo las características del imperialismo y la lucha actual entre dos grandes bloques a nivel internacional, podemos valorar con piso firme el problema nacional:

Definimos al país como capitalista dependiente, sometido históricamente a la dominación de potencias de Europa y los EE.UU. por lo que entendemos, sin ninguna duda, que romper la opresión imperialista es la tarea de primer orden para avanzar hacia la liberación nacional y el socialismo.

También es importante dejar clara la composición heterogénea del proceso bolivariano, en el cual pugnan varias tendencias, unas democráticas y de base revolucionaria, otras corruptas y autoritarias, pero en general obligadas a hacer acuerdos o alianzas entre ellas y con las fuerzas populares para enfrentar al enemigo común.

La principal oposición al proceso bolivariano y la más peligrosa por sus nexos globales, la lidera el imperialismo yanqui, con sus títeres, que aunque hayan nacido en el territorio venezolano, como Guaido, María Corina Machado o Lorenzo Mendoza, son sus representantes directos, por lo tanto, nuestros enemigos inmediatos.

Después de evaluar todos esos elementos podemos ubicarnos con más claridad en la coyuntura actual, donde el TSJ ha entregado la administración de la tarjeta del gallo rojo al antiguo Secretario General del estado Táchira, después de la solicitud de un amparo constitucional, lo que nos ubica, desde la perspectiva de la táctica, ante la existencia de 3 líneas:

1. La que se mantiene firme en las premisas de la lucha antiimperialista, por la democracia popular y el socialismo, línea de los Marxista Leninistas de Venezuela, con una política revolucionaria, que entiende la legalidad burguesa como algo secundario y lucha principalmente por la legitimidad entre las masas, asumiendo la unidad del movimiento revolucionario en el Frente Popular y desarrollando la lucha de clases contra los representantes de la burguesía, junto a la clase obrera, el campesinado y las comunas revolucionarias, aprovechando las rendijas de la democracia burguesa para consolidar el nexo con las amplias masas, vía para avanzar hacia la liberación nacional y el socialismo, aplicando una política de APOYO CRÍTICO CON EXIGENCIAS ante un proceso bolivariano, de carácter democrático burgués agredido por el bloque imperialista EE.UU.-U.E.

2. Los reformistas que en todas las épocas han visto el Partido como instrumento para negociar cuotas de poder e incluso en la época de ardua lucha armada en nuestro país y el mundo ya fueron catalogados de traidores en la OLAS por haber colocado en primer lugar la negociación de su legalidad electoral con los gobiernos de derecha pro yanqui a cambio de abandonar su propia base campesina y guerrillera. Esa política oportunista los llevó a apoyar al reaccionario Rafael Caldera y ahora a salir de abogados de la más rancia representante de la burguesía pro yanqui: María Corina Machado, pasando del apoyo incondicional a la OPOSICIÓN AL PROCESO BOLIVARIANO en una pugna por dádivas, que los lleva a coincidir con la derecha nativa más reaccionaria, en la misma línea desviada de Bandera Roja.

3. Los revisionistas, que en la práctica niegan el Partido independiente del proletariado y se mueve detrás de los partidos socialdemócratas, se disuelve en ellos y asumen su dirección en la realidad, aplican el APOYO INCONDICIONAL ahora legalmente toman control de la tarjeta del gallo, en una expresión de la pugna entre elementos del viejo partido, siendo favorecidos por la institucionalidad del Estado.

En esas 3 opciones principales se mueve el movimiento revolucionario de Venezuela, y de esas sin duda alguna el APOYO CRÍTICO CON EXIGENCIAS es la que desde el punto de vista de la teoría y de la práctica representa a los verdaderos Comunistas Marxista Leninistas de Venezuela, las demás representan el oportunismo y seguidismo pequeño burgués que tiene como táctica la negociación y la lucha por prebendas.

SOBRE LA ESTRATEGIA Y LA TÁCTICA

Para nuestro partido la correcta interpretación de los fenómenos económicos, políticos y sociales y su sabia aplicación de sus líneas, son fundamentales. Comprendiendo que la estrategia, es el arte de proyectar y dirigir las operaciones en una determinada confrontación o conflicto político, económico, social y militar. Entendidas así, la estrategia son las diferentes acciones, operaciones y movimientos llevados adelante para cumplir nuestros objetivos, y pasa por un complejo proceso de análisis, investigación, debate y meditación, encaminadas hacia un fin determinado.

La estrategia consiste en destacar en el terreno, aquellos elementos importantes que aportan a la organización y los cuales son claves para el avance de nuestras fuerzas.

Nuestra estrategia y tácticas enfocan elementos considerados centrales en determinado tiempo y espacio, tienen como objetivo superar el régimen inhumano y explotador, derrotar al estado burgués y sobre este erigir un estado libre, prospero, democrático, superior. Y para ello conocer y determinar nuestras metas y objetivos como partido político revolucionario, es primordial, definir, bajo un plan, los objetivos a corto, mediano y largo plazo, estableciendo las acciones a emprender, y la correcta asignación de recursos tanto humanos como materiales necesarios para el logro de nuestros planes y metas. La toma del poder político y el establecimiento de la democracia revolucionaria y popular.

Una organización auténticamente revolucionaria trabaja sobre la base de una estrategia y de tácticas, que incluso es anterior al plan, a sabiendas de que la estrategia son planificaciones que se llevan a cabo, con la finalidad de cumplir un objetivo o de alcanzar una meta.

EDUCACIÓN, UNIDAD Y ORGANIZACIÓN DE LA CLASE OBRERA

En esta sociedad capitalista e imperialista, donde impera la LUCHA DE CLASES; esa que se da entre la Burguesía y el Proletariado, y que día a día se puede observar que se agudiza y afloran, sus contradicciones de clase, se extiende en América Latina y el mundo.

Y en donde la clase obrera, con su valentía, ímpetu, resistencia y perseverancia, se va EDUCANDO en cada combate contra esa burguesía tradicional o emergente. 

Es una ardua y larga preparación para la LUCHA. Un proletariado urbano o rural que va adecuando y fortaleciendo sus diferentes formas de organización y de lucha, que le va a garantizar victorias contra su enemigo de clase: LA BURGUESÍA.

Una clase obrera que también trabaja por la UNIDAD de acción y conciliación, en cada espacio de combate, no solo con su país sino a nivel internacional, esa unidad entre la clase proletaria que le garantiza realiza pasos firmes y agigantados para consolidar la brega; Esa que le va a permitir expropiar a los expropiadores.

Y por último, un proletariado que ORGANIZA su REBELDÍA para la conquista del poder político y para arrebatar a la clase capitalista, los principales medios de producción y colocarlos al servicio de toda la sociedad.

¡Educación y Organización de toda nuestra Rebeldía para la Lucha y para las Victorias Proletarias!

CUADROS PROLETARIOS, MARXISTA LENINISTAS

Los Partidos Comunistas Marxista Leninistas, cuentan con verdaderos cuadros de combate, son estos los que realizan una labor de orientación y educación, agitación, propaganda, organización y educación comunista entre las masas obreras, campesinas y de pobladores.

Hombres y mujeres, que con su ejemplo vivo de estudio, honradez, disciplina, firmeza y su voluntad única, realizan y promueven diferentes actividades de lucha del proletariado de la ciudad y el campo contra la burguesía y el imperialismo.

Cuadros ML que se diferencian de otros (pequeña burguesía) por su espíritu de sacrificio, resistencia y valentía en cada batalla política, económica e ideológica contra los burgueses y terratenientes.

¿DE DÓNDE VIENEN LOS CUADROS ML?

Vienen de las diferentes luchas de la clase obrera, del campesinado, de las comunidades y del estudiantado. Bregas que les han permitido, fortalecer su conciencia de clase proletaria.

¿DÓNDE ESTÁN REALIZANDO SUS TAREAS?

En cada calle, fábrica, campo, centro de estudios, organizando y educando en la teoría y la praxis de lo cotidiano, de la realidad para su transformación revolucionaria, para su transformación Marxista Leninista.

¿CUÁLES SON SUS TAREAS PRIORIZADAS?

1. Estudio individual y colectivo.

2. Cumplir con sus responsabilidades asignadas por el Partido.

3. Cumplimiento de conciencia de lucha y para la lucha.

4. Organización, agitación y propaganda en cada espacio de trabajo.

5. Mantener la firmeza, ímpetu, valentía, optimismo.

6. Estar siempre vinculado, presente y consecuente en cada lucha del proletariado de la ciudad y el campo.

7. Siempre un combatiente comunista.

¡Viva los verdaderos cuadros ML!

jueves, 3 de agosto de 2023

29 AÑOS DE LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES MARXISTA LENINISTAS

En agosto de 1994, esto es hace 29 años, se constituyó la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas – CIPOML. Hasta antes de su conformación, el Movimiento Comunista Internacional Marxista Leninista hacía esfuerzos por expresar a la clase obrera y a los pueblos del mundo sus puntos de vista sobre los principales problemas del escenario político mundial, sus concepciones ideológicas y políticas confrontando a las posiciones del revisionismo y el oportunismo en sus diversas variantes, pero no había madurado lo suficiente como para contar con unas normas de funcionamiento y una instancia organizativa para la coordinación de la actividad de los partidos.  

Hasta la década de los años ochenta del siglo pasado, el movimiento marxista leninista tenía pocas ocasiones de reunirse, hasta que varios partidos tomaron la iniciativa de convocar cada año las denominadas “reuniones multilaterales”, a las que se invitaba a los partidos y organizaciones consideradas como integrantes del movimiento comunista internacional marxista leninista; reuniones que permitieron intercambiar experiencias del trabajo revolucionario de los partidos en sus respectivos países, y que permitieron reafirmar elementos de identidad ideológica y política entre los partidos. Las vicisitudes que vivió el mundo con el hundimiento de la ex URSS y la caída del socialismo en Albania, afectaron a algunos partidos del movimiento que perdieron la brújula y consideraron que debía trabajarse por “reunir a la familia comunista”, dejando a un lado el combate que los marxista leninistas veníamos desarrollando en contra del revisionismo jrushovista y el maoísmo. 

Los partidos que no abandonamos el marxismo-leninismo continuamos demarcando posiciones con el revisionismo y el oportunismo, continuamos con el trabajo por la unidad de los partidos marxista leninistas y, en la reunión realizado en Quito, en agosto de 1994, se constituyó la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas, CIPOML. De esta reunión salió la Proclama Comunista a los Trabajadores y Pueblos, conocida también como Proclama de Quito, de la que hoy reproducimos algunos extractos: 

“¡Mientras haya explotación del hombre por el hombre, y el capitalismo destruya la existencia verdaderamente humana sobre la tierra, habrá lucha!

¡Mientras imperialistas y burgueses opriman a las naciones débiles, a los pueblos indefensos, habrá lucha!

¡Mientras los trabajadores y los pueblos del mundo aspiren a transformar la sociedad actual, cambiarla en su beneficio, y por ello vencer o morir, habrá lucha!

En oposición a las prédicas conciliadoras de los capitalistas, de que obreros y patronos tienen los mismos intereses, ratificamos la tesis marxista de que la lucha de clases, en las sociedades divididas en clases, es el motor de la historia. 

La lucha de clases no terminará hasta lograr los más altos y generales objetivos que los trabajadores y los pueblos se han propuesto: construir, sobre las ruinas del capitalismo, socialismo y el comunismo.

En las últimas décadas, el movimiento comunista y obrero ha sido duramente golpeado. El proceso de restauración capitalista que se generalizara partir del XX Congreso del PCUS, y que culminará con los acontecimientos de Europa del Este, de la ex-URSS y la traición en Albania, etc., son parte de la acción del imperialismo, de las fuerzas reaccionarias, revisionistas, pro capitalistas. Las limitaciones históricas, la inexperiencia, la falta de desarrollo de la teoría, la subestimación de las contradicciones propias de la sociedad capitalista, la burocratización y el aislamiento del Partido Comunista de las masas, etc. no permitieron que los comunistas, la clase obrera y los pueblos defendieran sus conquistas y evitaran la restauración capitalista. No fuimos capaces de impedir el surgimiento de una nueva burguesía que, con la máscara de “socialista”, tomó el poder y destruyó el socialismo. Pero estos golpes, estas derrotas no significaron el fin de la historia.

Tras la última y general embestida del imperialismo y del capitalismo, que pretende no dejar piedra sobre piedra del Marxismo Leninismo, del Socialismo científico, del Comunismo, de la Revolución proletaria, del Antiimperialismo, nos hemos vuelto a levantar en todos los continentes. Los comunistas nacemos en cada huelga obrera y los pueblos por libertad y democracia, en cada revuelta juvenil, en los núcleos guerrilleros. 

Nos reorganizamos, nos unimos, sacamos lecciones de lo sucedido, y seguimos avanzando. 

Mientras no hayamos cumplido nuestra misión histórica, no cejaremos en nuestro empeño. 

Somos millones de seres en lucha. Los trabajadores seguimos siendo los fundamentales productores de toda la riqueza, en cualquier parte y bajo las más diversas condiciones de desarrollo de los medios de producción. Nada, en esencia, habrá cambiado mientras otros vivan de nuestro sudor y no hayamos logrado transformar esta sociedad en otra, de tipo superior. 

[…] La lucha de clases no puede ser abolida ni desaparecida mientras exista la propiedad privada sobre los medios de producción. Empero, debemos tomar en cuenta estos nuevos avances técnicos y científicos, aprender a manejarlos y a utilizarlos a favor del pueblo, de la revolución. 

Ninguna otra clase o capa social puede cumplir con esos objetivos. Esta es una tarea del proletariado, que es la clase más revolucionaria de la sociedad, con alto espíritu práctico, capaz de unir y dirigir a otras clases y capas explotadas en la lucha contra el capital. 

[…] Los imperialistas y burgueses atacan furiosamente al Marxismo Leninismo y proclaman su caducidad. Preguntamos: ¿Si esta teoría es inservible, por qué atacarla tan denodadamente? Sencillamente, porque saben que esa teoría es actual y tiene vigencia. El Marxismo-Leninismo se basa en el desarrollo continuo del conocimiento científico, en la experiencia del desarrollo social, en el pensamiento humano progresista, es una teoría de carácter revolucionario que representa los intereses históricos del proletariado y de toda la humanidad; avanza dialécticamente, rompe barreras, engendra lo nuevo. 

[…] El revisionismo constituye un peligro para el proceso revolucionario, para el Partido Comunista, y para la construcción del socialismo. Es una tarea indispensable combatir el revisionismo de todo tipo y en todos los terrenos. Es un peligro contra el cual no se puede relegar o menospreciar la lucha. 

[…] Hemos creado a nuestros partidos en el fragor del combate, a golpes contra el revisionismo y el oportunismo los cuales, con su degeneración ideológica y traición política, han sido los principales responsables de los daños causados al movimiento comunista y obrero internacional. 

Los partidos comunistas son instrumentos indispensables para ORGANIZAR la revolución en cada uno de nuestros países. Somos en conjunto, la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas, la verdadera alternativa de los pueblos. La llama de la revolución proletaria y la esperanza de los pueblos sigue en manos de los comunistas. 

Concebimos que las masas son -deben ser siempre y en todos los terrenos las protagonistas de la historia. Solo cuando los partidos comunistas se han burocratizado, degenerado ideológicamente, y han perdido su carácter de vanguardia revolucionaria al servicio de la clase obrera y los pueblos, estos les han dado la espalda. Los proletarios y los comunistas, los trabajadores y los pueblos, jamás debemos romper los lazos que nos unen. Con la clase obrera y los pueblos, los comunistas luchamos por sus intereses, con ellos debemos y podemos conquistar el poder, con ellos debemos construir cualquiera de las formas de la democracia popular, de dictadura del proletariado, el estado socialista, construir el socialismo y avanzar. 

[…] Ratificamos nuestra decisión de mantener alta la bandera del Marxismo Leninismo, de luchar por su aplicación, de convertir nuestros partidos y organizaciones en una alternativa política y social, organizativa, a escala nacional e internacional. Nuestros partidos y organizaciones reafirman su decisión de combatir junto a la clase obrera y los pueblos, junto a los demócratas, patriotas y progresistas, para oponer a la dominación capitalista la lucha por la revolución social del proletariado. 

Mantenemos vivo el espíritu de la Comuna de París, de la Revolución de Octubre, y de todos los procesos y experiencias revolucionarias, basándonos en los principios elaborados por Marx, Engels, Lenin y Stalin. 

Proletarios y pueblos del mundo: La lucha continúa. Ante la nueva ola de luchas revolucionarias que se avecinan, los comunistas, los trabajadores y los pueblos debemos ser los protagonistas. 

Convirtamos en hechos la consigna histórica de Marx y Engels: 

¡Proletarios de todos los países, uníos!”