miércoles, 30 de noviembre de 2016

CIPOML: Resolución sobre Colombia

Resolución de la XXII Plenaria de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas sobre Colombia


Los partidos y organizaciones participes de nuestra XXII Plenaria Internacional hemos realizado un seguimiento pormenorizado de la realidad colombiana y en especial de las actividades que hoy se materializan en este país en pro de la paz.

Nuestra Conferencia quiere aprovechar esta oportunidad para reiterar su indeclinable apoyo a la clase obrera, los trabajadores y el pueblo de Colombia a su lucha por el logro de una verdadera paz con justicia social.

Los resultados del plebiscito

Conocidos los resultados del plebiscito realizado el pasado 02 de octubre, señalamos el alto nivel de abstención que se registró en el país, de un total de 34.899.945 personas registradas que comprende el padrón electoral en Colombia, sólo acudieron a las urnas 13.066.047 votantes, esto es el 37.43%. Junto a la abstención que alcanzó el 62.57%, los resultados muestran el bajísimo respaldado que obtuvieron el SI con 6.377.482 votos (18.7% de los votantes) y el NO con 6.431.376 votos (18.42% de los votantes), datos que reflejan además del escaso apoyo del gobierno, el rechazo que tienen los acuerdos firmados por el gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC-EP. Los votos nulos y no marcados que suman más de 257.000 son también una expresión de inconformidad y protesta con la política de paz impulsada por el gobierno.

Para nuestra Conferencia ni Santos, cabeza del SI, ni Álvaro Uribe Vélez, jefe del NO adquirieron el respaldo y legitimidad necesaria para seguir comprometiendo al Estado con las propuestas y políticas de las cuales son defensores. Destacamos de los resultados de la lid, la voluntad expresa del pueblo de mantener su rechazo a la Paz Romana, así como su reclamo y compromiso con los cambios democráticos que permitirán la superación de la injusticia y exclusión social que caracteriza el régimen en Colombia.

No aprobados los acuerdos de la Habana y reconocido el profundo anhelo de paz con justicia social que tiene el pueblo de Colombia, nuestra Conferencia destaca la obligación que tiene el gobierno de Juan Manuel Santos de brindar a todas las organizaciones y fuerzas sociales y políticas las garantías necesarias para el desarrollo de un amplio diálogo nacional que discuta sin cortapisas las salidas al conflicto económico, político social y armado que vive esta nación desde hace largos años.

Optimistas por los pasos que se adelantan saludamos las actividades y manifestaciones de protesta que se extienden por todo el país exigiendo al gobierno no reducir dicho diálogo y mucho menos las definiciones sobre la paz en Colombia a lo que acuerden el gobierno y las cúpulas de los partidos de la Unidad Nacional, el Centro Democrático y las FARC-EP. Expresamos nuestro apoyo a las organizaciones sociales y políticas democráticas que en esa perspectiva luchan porque las conversaciones se extiendan a toda la insurgencia, al ELN y al EPL, así como a todas las organizaciones sociales, populares y políticas del país en un claro realce de que la paz es un asunto que compete y compromete al conjunto de la nación colombiana.

Apoyamos la propuesta de convocar una Asamblea Nacional Constituyente de un amplio raigambre democrático que asuma la tarea de aprobar una Nueva Constitución Política y con ella las bases de la paz con justicia social que reclaman las mayorías colombianas.

El Nobel a Santos

Expresamos ante la comunidad internacional nuestra preocupación por las decisiones erráticas del Comité Nobel Noruego frente a la paz en el mundo. Así como expresamos nuestro más claro rechazo al otorgamiento del Nobel de la Paz a Obama rechazamos en esta oportunidad la premiación que con igual distinción recibirá el señor Juan Manuel Santos en diciembre del presente año.

Ni gestión de paz ni resultados concretos en esta materia es lo que puede mostrar el señor Santos; sus compromisos con el Pentágono, la estrategia imperialista de lucha contra el terrorismo mundial y las políticas de seguridad nacional aplicadas en Colombia y América Latina jamás podrán colocarlo como un adalid de la paz de nuestros pueblos.

Olvidan los defensores de tal premiación que el señor Santos como Ministro de Defensa en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez fue el responsable de los llamados falsos positivos, promovió el paramilitarismo, las famosas chuzadas a las altas Cortes Judiciales y el ataque aleve a la soberanía de los países. Olvidan en igual manera la acción represiva contra el pueblo en estos años de actuación como Jefe de Estado y gobierno en Colombia, las constantes violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, los bombardeos indiscriminados, el asesinato por fuera de combate de dirigentes guerrilleros, así como la desaparición de más de una centena de dirigentes populares durante su gobierno. Olvida también la vinculación de las Fuerzas Armadas Colombianas de la cual es Jefe Santos a la OTAN, así como sus acciones con el grupo de los aliados contra Irak y Siria en los últimos años. Para nuestra Conferencia un criminal de guerra como Santos jamás podrá ser distinguido por los trabajadores y nuestros pueblos como un defensor y luchador por la paz.

Nuestro apoyo y solidaridad

Acorde con la problemática tratada la CIPOML expresa por último nuestro respaldo y solidaridad con la acción política que junto a la clase obrera y el pueblo desarrollan el Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) y el Ejército Popular de Liberación contra la fascistización, y por la conquista de la apertura democrática y la paz con justicia social.

XXII PLENARIA DE LA CONFERENCIA INTERNACIONAL
DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES MARXISTA-LENINISTAS

Dinamarca, 21 de octubre 2016

No hay comentarios.: